Miedo vrs Terror

El pueblo estaba lleno de espantos
Ahora no se ven por ningún lado
Ni se habla ya de ellos
Hay ratos que me dan ganas de llorar
Porque yo los conocí:
Ellos me enseñaron el miedo

Humberto Ak’abal

 

Aunque es difícil definir si el temor se puede dividir en grados y según estos, asignarle un nombre específico a cada uno, por alguna razón en nuestro idioma hay varias maneras para nombrar al temer: horror, terror, pánico, miedo, temor, susto, espanto y muchos otros -casi- sinónimos.

“Casi” porque nací en pueblo guatemalteco y para mí cada uno de estos términos tiene muchos sentidos que podría distinguir. Seguramente en otros contextos pasa la misma cosa, y no es por esa maña, diría Cioran, de encontrar diferencias donde no las hay para complicarnos la existencia.

Sin duda una fuente de temores para la humanidad ha sido y será por siempre lo desconocido. Y en el ranking de lo desconocido no dejará de estar en los primeros lugares la muerte. A ella le debemos nuestros momentos de mayor espanto, pero también de mayor creatividad y gozo. Al menos eso me queda claro ahora que Noviembre nos colma con su llegada. Esa presencia, tan próxima y enigmática, nos fascina y horroriza al mismo tiempo. Si sabemos “conversar” con ella, nos otorga vivencias tan valiosas donde la memoria y la imaginación conforman una especie de sabiduría elemental. Si no queremos ni oírla mentar, nos acecha, efectivamente, como un espectro del que no podemos escapar.

La muerte y el miedo tienen mucho qué ver. Y depende de su posición en una ecuación muy sofisticada si su relación es ominosa o no para nuestra propia experiencia. Regreso a mi niñez para tratar de explicarlo.

Desde muy pequeño aprendí que el miedo es un alimento necesario. En otras palabras, el miedo es una experiencia vitalizadora. Te construye y te hace más sensible, aunque a veces te haga daño. Si sabes apreciarlo, incluso intensifica tu capacidad de relacionarte y cohesionar con los otros. Es el miedo, o más bien “susto”, para usar mis términos cotidianos, que se siente ante el temblor de tierra, ante el silencio helado en medio de la montaña o frente a un “espanto”, por poner algunos ejemplos. Un miedo que habla del pasado y obsequia un mensaje, un consejo o una advertencia. Sólo que cada vez más vamos olvidando su lenguaje. Todos ellos tienen algo en común: provienen de la muerte, pero concebida como una finitud engarzada a un ciclo natural de la vida.

Y no es que me esté metiendo a ocultismos. Nada más hablo de mi propia experiencia, y si no convence es porque, testarudo, busco explicar lo inexplicable. Allí tienen a los poetas, a Ak’abal, plasmándolo mejor que yo.

Por otro lado, está el temor perverso. Lo llamaré “terror”. Este inmoviliza, destruye y desvincula. Qué conveniente sería si matar fuese su mayor objetivo, pero va más allá: es capaz de destrozar la vida, la propia y la colectiva, porque la muerte que el terror reparte no pertenece a un ciclo. Se hace acompañar de la violencia y el odio, puede tener forma de guerra, abuso, exterminio, inseguridad, secuestro, genocidio, asesinato, olvido… El terror causa daño e insensibiliza, pero sobre todo, vulnera y domina. ¿Los poetas?, no, esto vez la historia es más eficaz para demostrarlo. Al menos la guatemalteca.

Por eso miedo y terror son diferentes. El primero manifiesta el devenir de la vida y por lo tanto, de la muerte; el otro consiste en la desaparición de esa relación vital.

Profundicé en este tema en mi trabajo de grado sobre literatura guatemalteca, o xibalbaica si se le puede cambiar el nombre a este país. La destrucción y la creación son nuestro pan de cada día. Tal vez por eso cada amanecer es verdaderamente una victoria.

 

 

Anuncios

One thought on “Miedo vrs Terror

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s